San Luis Gonzaga

Oh Santa María, mi Señora, en tu bendita confianza y seguridad y en las profundidades de tu misericordia, encomiendo mi alma y mi cuerpo este día, todos los días de mi vida y en la hora de mi muerte. A ti te confío todas mis esperanzas y consuelos, todas mis pruebas y miserias, mi vida y el final de mi vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *