Beato Raimundo Lull

Como la aguja gira naturalmente hacia el norte cuando es tocada por el imán, así también debe actuar su siervo para que pueda alabar, magnificar y servir a su Dios y Señor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *