Archives

Venerable Arzobispo Fulton Sheen

Uno de los momentos más hermosos de la historia fue aquel en que la gestación se encontró con la gestación – cuando las embarazadas se convirtieron en los primeros heraldos del Rey de Reyes… Nada provoca más el servicio a los necesitados, que la conciencia de la propia indignidad cuando uno es visitado por la gracia de Dios.

Venerable Archbishop Fulton Sheen

One of the most beautiful moments in history was that when pregnancy met pregnancy–when child bearers became the first heralds of the King of Kings… Nothing so provokes the service of the needy as the consciousness of one’s own unworthiness when visited by the grace of God.

San José Marello

Primero, permíteme que te urja a orar y orar mucho sin preocuparte por nada más. Aquel que está preocupado y lleno de ansiedad en su trabajo, ofende a Dios y no reza el Padre Nuestro desde el corazón.

Saint Joseph Marello

But first let me again urge you to pray and pray very much without worrying about anything else. He who is worried and full of anxiety in his work does an offense to God and does not say the Our Father from the heart.

San Colón el Jardinero

Aquellos que viven según el espíritu del mundo, son adeptos a los placeres y a la tranquilidad; pero, aquellos que viven según el Espíritu de Dios, estudian para alcanzar el reino de los cielos con dolor y tribulación.

Saint Conon the Elder

Those who live according to the spirit of the world are fond of pleasures and ease; but those who live according to the Spirit of God, study to purchase the kingdom of heaven by pain and tribulation.

Siervo de Dios Isaac Hecker

La contemplación genuina y la acción son inseparables. Quien busca la verdad, ama la verdad y, quien ama la verdad busca difundir el conocimiento y la práctica de la verdad.

Servant of God Isaac Hecker

Genuine contemplation and action are inseparable. The one who seeks truth loves truth, and the one who loves truth seeks to spread the knowledge and practice of truth.

San Agustín

Nuestra única esperanza, nuestra única confianza, nuestra única promesa segura, Señor, es Tu misericordia.

Saint Augustine

Our only hope, our only confidence, our only assured promise, Lord, is Your mercy.