Archives

Beato Juan de Vallombrosa

He aprendido, en esta oscura y larga reclusión, que no hay nada mejor, nada más santo, que la soledad: en soledad pretendo seguir aprendiendo cosas divinas y tratando de crecer aún más. Ahora que estoy libre de grilletes temporales estoy resuelto, con la ayuda de Cristo, a no gastar más tiempo.

Santa Coleta

Si hubiera un verdadero camino que condujera al Reino Eterno, es, seguramente, el del sufrimiento pacientemente soportado.

Santa Catalina Drexel

Cristo desea que la Comunidad Cristiana sea un cuerpo perfecto porque trabajamos juntos con el mismo objetivo y, cuanto mayor sea el motivo que moviliza esta colaboración, mayor será la unión.

San Chad de Mercia

Tan a menudo como Dios altera el cielo pero aún nos cuida, debemos implorar la misericordia de Dios, examinando los mínimos movimientos de nuestros corazones, purificándonos de la escoria de nuestros pecados y comportándonos con mucha precaución como para no merecer nunca ser derribados.

San David de Gales

Sé alegre y preserva tu fe y tu credo. Haz las pequeñas cosas que me has visto y oído hacer. Seguiré el sendero que nuestros padres han transitado antes.

Beato Columba Marmion

No son nuestras perfecciones las que deban deslumbrar a Dios, que está rodeado de miríadas de Ángeles. No, son nuestras desdichas, nuestras miserias declaradas las que atraen Su misericordia.

Papa San Hilario

Dios no es un tirano que juzga a los hombres con rigor inexorable. Siendo, esencialmente, justo y misericordioso pide del hombre sólo lo que él sabe que es proporcional a su esfuerzo.

Beato Tomás María Fusco

Que el trabajo y el sufrimiento por Dios sean siempre tu gloria y, que en tu trabajo y sufrimientos Dios sea tu consuelo en esta tierra y tu recompensa en el cielo.

San Policarpo

Durante 86 años le he servido y no me ha hecho ningún mal. ¿Cómo puedo blasfemar a mi Rey y mi Salvador?

Santa Margarita de Cortona

En tiempos de desolación, Dios se esconde de nosotros para que podamos descubrir, por nosotros mismos, qué somos sin él.