Archives

San José de Cupertino

Claramente, lo que Dios desea más que todo es nuestra voluntad, la cual recibimos como don gratuito de Dios en la creación y poseemos como si fuera nuestra. Cuando un hombre se entrena en los actos de virtud, es con la ayuda de la gracia de Dios de quien provienen todas las cosas buenas.

San Roberto Belarmino

Sé sabia, alma mía, y confía sólo en Dios, aférrate sólo a Él y arrójale todas tus preocupaciones solamente a Él.

San Cipriano de Cartago

Si el lazo de la paz se rompe, si los derechos de la caridad fraternal son violada, si la verdad es alterada o enmascarada es, generalmente, la envidia que conduce a la persona al pecado. ¿Qué felicidad puede disfrutar ese hombre en este mundo?

Beato Pablo Manna

El misionero no es nada si no se pone en la persona de Jesucristo. Sólo el misionero que imita a Jesucristo fielmente puede reproducir Su imagen en el alma de los demás.

Beato Juvenal Ancina

A menudo, cuando menos lo esperamos, cuando parece que no hay posibilidades, somos arrebatados de esta vida. ¿Por qué, entonces, no seguimos el sabio consejo de San Pablo y nos dedicamos a vivir sobriamente y con justicia, buscando la esperanza y la bendita venida de la gloria del Dios grande?

San Juan Crisóstomo

Así como el agua extingue el fuego, también la oración extingue el calor de las pasiones.

San Gabriel Perboyre

Oh mi Divino Salvador, transfórmame en Ti. Que mis manos sean las manos de Jesús. Concédeme que cada facultad de mi cuerpo sirva únicamente para glorificarte a Ti.