Archives

San Francisco de Sales

Durante el día, trata de recogerte tanto como puedas para estar en la presencia de Dios. Fíjate en lo que Él hace y en lo que tú estás haciendo. Encontrarás Sus ojos constantemente puestos y fijos en ti con amor incomparable.

Beato Elías del Socorro Nieves

Cada sacerdote que predica la Palabra de Dios en tiempos de persecución, no tiene escape; morirá como Jesús en la Cruz, con los brazos atados.

Beato Padre Miguel Sopocko

Uno de los dos ladrones en la cruz, ora y va al cielo y el otro maldice y muere. (…) La oración es un mandato para todos: los pecadores y los justos. Sin oración, los pecadores no serían liberados de los grilletes de sus adicciones empedernidas y no obtendrían la Misericordia de Dios.

Santa Rebeca

Deben comprender muy bien que Jesús desciende sobre el altar cuando el sacerdote dice las palabras Santas. En ese momento, inclinen sus cabezas y contemplen al Señor escondido en la Hostia y el Vino.

San Serapión

La mente se purifica por el conocimiento espiritual, la pasión espiritual del alma por la caridad y los apetitos desordenados por la abstinencia y la penitencia.

Santa María del Corazón de Jesús

No creas que atender al enfermo consiste únicamente en darle medicina y comida; hay otro tipo de cuidado que nunca deberías olvidar, aquel del corazón que busca adaptarse a la persona sufriente, yendo al encuentro de sus necesidades.

Papa San Juan Pablo II

En el banco de trabajo donde realizaba sus trabajos junto con Jesús, (San) José llevó el trabajo humano más cerca del misterio de la Redención.

San Cirilo de Jerusalén

Aceptar la fe es como poner en el banco el dinero que te hemos dado; Dios te pedirá cuenta de este depósito.