Archives

Venerable Arzobispo Fulton Sheen

¡El nacimiento de Cristo es sin distinción de hombres; el nacimiento de Juan el Bautista es sin distinción de edad! ¡Nada es imposible para Dios!

San José Cafasso

Todas las personas a mi alrededor, en este mundo, están trabajando, estudiando, agotándose, desgast�ndose hasta que ya no pueden hacer nada m�s, pero trabajan por el barro y la tierra de este mundo, por lo totalmente vac�o e in�til, �mientras que yo trabajo por Dios y por Su gloria!

San Paulino de Nola

Escúchame, hijo mío, y préstame oído. Rompe todas las mentiras que te atan a este mundo. Cambia tu servicio secular en algo mejor, comienza a ser un soldado para el Rey eterno.

San Luis Gonzaga

No hay una señal más evidente de que alguien es santo y uno de los elegidos, que verlo llevando una buena vida y al mismo tiempo siendo presa de la desolaci�n, el sufrimiento y las pruebas.

San Romualdo de Ravena

¡Es preferable poner nuestro corazón a recitar un salmo que a cantar cien salmos con la voz!

Beato José María Cassant

No nos atrevamos nunca a equiparar el Sacrificio de la Misa con cosas mundanas.

San Antonio de Padua

Los santos son como las estrellas. En su providencia, Cristo los oculta en un lugar seguro para que no brillen ante los dem�s cuando quisieran hacerlo. Sin embargo, siempre est�n dispuestos a intercambiar el silencio de la contemplaci�n por las obras de misericordia tan pronto como perciban en su coraz�n la invitaci�n de Cristo.

San Juan de Sahagun

Una persona debe estar preparada en su alma para decir la verdad, tanto para denunciar y corregir deficiencias como para alabar la virtud, a tal punto que está dispuesto en esa causa incluso a enfrentar la muerte.

Beata Margarita Ebner

En el dulce nombre de nuestro Señor Jesucristo, en Su verdadera vida y en Sus amorosas palabras, mediante las cuales consiguió nuestra salvación eterna sobre la tierra, en los actos santos de caridad, hechos con tanta misericordia por nosotros y en el poderoso amor consumado para nuestra salvación; a través de todo esto que esta obra que comienza sea completada con la bondad interior de la perfecta gracia.

Santa Paula Frassinetti

¡Nuestro Señor desea que te aferres sólo a él! Si tu fe fuera mayor, ¡cuánto más lleno de paz estarías incluso cuando las grandes pruebas te rodearan y oprimieran?

Redirect