Archives

Santo Cardenal John H. Newman

Santo Cardenal John H. Newman

Jesús, ayúdame a difundir tu fragancia donde quiera que esté. Llena mi corazón de tu Espíritu y tu vida. Penetra en mi ser y apriétame tanto que mi vida se convierta en una irradiación de tu propia vida. Da tu luz a través de mí y permanece en mí de tal manera que cada alma con la que entre en contacto pueda sentir tu presencia en mí. Que la gente no me vea a mí, sino que te vea a ti en mí.

Santa Faustina Kowalska

Santa Faustina Kowalska

El amor es un misterio que transforma todo lo que toca en cosas hermosas y agradables a Dios.

Santa Teresa de Lisieux

Santa Teresa de Lisieux

Nuestro Señor no baja del cielo todos los días para yacer en un copón dorado. Él viene a encontrar otro cielo que es infinitamente más querido para Él: el cielo de nuestras almas, creadas a Su Imagen, los templos vivientes de la Adorable Trinidad.

Papa San Juan XXIII

Papa San Juan XXIII

La paz no será más que una palabra que suena vacía a menos que esté fundada en la verdad, construida según la justicia, vivificada e integrada por la caridad y puesta en práctica en libertad.

Beato Antoine-Frédéric Ozanam

Beato Antoine-Frédéric Ozanam

Nuestra vocación es encender el corazón de las personas, hacer lo que hizo el Hijo de Dios, que vino a encender un fuego en la tierra para encenderlo con su amor.

Santa Teresa de Calcuta

Santa Teresa de Calcuta

El sufrimiento, el dolor, la pena, la humillación, los sentimientos de soledad, no son más que el beso de Jesús… una señal de que te has acercado tanto que Él puede besarte.

Santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino

Soportar con paciencia los agravios cometidos contra uno mismo es signo de perfección, pero soportar con paciencia los agravios cometidos contra alguien más es un signo de imperfección y es un verdadero pecado.

Santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino

La celebración de la Misa es tan valiosa como la muerte de Jesús en la cruz.

Cardenal San John Henry Newman

Cardenal San John Henry Newman

En un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces.