Archives

San Juan Damasceno

San Juan Damasceno

Háznos agradables a Él, para que podamos disfrutar de la felicidad con Él, viéndonos resplandecientes con la gloria de tu Hijo, regocijándonos para siempre, celebrando la fiesta en la Iglesia con aquellos que dignamente celebran a Aquel que trabajó para nuestra salvación a través de ti: Cristo, el Hijo de Dios y nuestro Dios. A Él sea la gloria y la majestad, con el Padre no creado y el Espíritu Santo y vivificante, ahora y para siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

San Juan Damasceno

San Juan Damasceno

Tus (los de María) labios fueron diseñados sólo para alabar a Jesucristo y para besarlo a él. Tu Corazón inmaculado y puro, siempre está atento hacia su amado y se dedica sólo a contemplarlo, a desearlo, a buscarlo y a estar junto a él.

Santa Catalina Drexel

Santa Catalina Drexel

Con mucha paz haz, en cada momento, lo que en ese momento se deba hacer. Si hacemos lo que cada momento requiere, eventualmente completaremos el plan de Dios, sea cual sea. Podemos confiar en que Dios se encargará del plan maestro cuando nosotros nos ocupamos de los detalles.

San Pedro Damián

San Pedro Damián

¿Cómo haces tú (María, Madre de la Misericordia) para aplacar la ira de nuestro Juez cuando está a punto de castigarnos por nuestras ofensas? Todos los tesoros de la misericordia de Dios están en tus manos. ¡Ah! Que nunca ceses de hacernos el bien: tú buscas la ocasión de salvar a todos los pecadores y de concederles misericordia.

San Josemaría Escrivá

San Josemaría Escrivá

Para mí el tabernáculo siempre ha sido una Betania, un lugar tranquilo y agradable donde reside Cristo. Un lugar donde podamos contarle nuestras preocupaciones, nuestros sufrimientos, deseos y alegrías, con la misma sencillez y naturalidad que Marta, María y Lázaro.

San Bernardo de Claraval

San Bernardo de Claraval

La acción y la contemplación son compañeras muy cercanas, viven juntas en una casa en igualdad de condiciones. Marta y María son hermanas.

Santa Ángela de Mérici

Santa Ángela de Mérici

Mantén el camino y la costumbre ancestral de la Iglesia, establecida y confirmada por tantos santos bajo la inspiración del Espíritu Santo. Y vive una nueva vida. Ora y haz que otros oren, para que Dios no abandone a Su Iglesia, sino que la reforme como le plazca y como mejor sea para nosotros y más para Su honor y gloria.

Beata Josefina Nicoli

Beata Josefina Nicoli

Quiero servirte fielmente, practicando la pobreza, la castidad y la obediencia y por amor a Ti para servir a los pobres.

San Francisco de Sales

San Francisco de Sales

La perfección de la vida es la perfección del amor. Porque el amor es la vida del alma.

San Pío de Pietrelcina

San Pío de Pietrelcina

Camina alegremente y con un corazón abierto y sincero tanto como puedas, y cuando no puedas mantener siempre este gozo santo, al menos no pierdas tu confianza en Dios.