Archives

Santa Rosa de Lima

Santa Rosa de Lima

Haz que todos sepan que la gracia viene después de la tribulación. Haz que todos sepan que sin la carga de las aflicciones es imposible alcanzar las alturas de la gracia. Haz que todos sepan que los dones de la gracia aumentan a medida que aumentan las luchas. Haz que los hombres se cuiden de desviarse y ser engañados. Esta es la única escalera verdadera hacia el paraíso y sin la cruz no pueden encontrar el camino para subir al cielo.

Santa Verónica Giuliani

Santa Verónica Giuliani

Nada será capaz de separarme de la voluntad de Dios, ni las ansiedades, ni los dolores, ni el esfuerzo, ni el desprecio, ni la tentación, ni las criaturas, los demonios, la oscuridad, ni siquiera la mismísima muerte, porque en la vida y en la muerte quiero en todas la cosas la voluntad de Dios.

San Bernardino de Siena

San Bernardino de Siena

¡Debes saber que cuando saludas a María, ella inmediatamente te saluda! No pienses que es una de esas mujeres groseras de las que hay tantas, por el contrario, es totalmente cortés y agradable. Si la saludas, ¡ella te responderá de inmediato y conversará contigo!

Siervo de Dios Isaac Hecker

Siervo de Dios Isaac Hecker

El amor propio, la actividad personal, el egoísmo, es algo que no se destruye fácilmente. Es como un cáncer con sus raíces que se extienden a las fibras más delicadas de nuestra naturaleza mental y moral. La gracia divina puede extraerlos a todos. ¡Pero qué despacio! ¡Y cuán exquisitamente doloroso es el proceso! Cuanto más sutil es el amor propio, más dolorosa es la cura.